Back to top

ASN LEGAL

  /  Español   /  Marco regulatorio para operación de Restaurantes o Productoras de Alimentos.

Marco regulatorio para operación de Restaurantes o Productoras de Alimentos.

Por Alejandra Sánchez Muñoz
Paralegal

Iniciar un negocio o un emprendimiento siempre resulta ser un reto emocionante, que requiere grandes esfuerzos. En el rubro de los alimentos, tanto de elaboración y venta a consumidor final o de producción en volumen de materia prima, es determinante tomar en cuenta el cumplimiento de los requisitos legales para la apertura de un restaurante o sucursal comercial (franquicia), es decir, contar con las autorizaciones necesarias para la operación, permisos y licencias requeridos, ya que en caso de no contar con ellos podría contraer multas, sanciones o el cierre de los restaurantes.

En esta ocasión nos referimos a las obligaciones que conllevan a la operación exitosa y segura de un restaurante o centro de producción de materia prima, que es indispensable para este rubro comercial. Básicamente existen cuatro autoridades a las cuales un comerciante debe gestionar licencias operativas e informar al momento de iniciar la operación de su restaurante, siendo estas: i) La Oficina de Planificación del Área Metropolitana de San Salvador (por sus siglas, OPAMSS), ii) Ministerio de Salud y sus direcciones, iii) Alcaldía responsable, y iv) el Cuerpo de Bomberos.

Primer paso: antes de iniciar el proyecto e inversión en el restaurante, el interesado debería de acudir a OPAMSS, con el objetivo de solicitar la “calificación del lugar” del lugar en el que se pretende operar. Esta institución verificará si el inmueble donde se pretende instalar el restaurante, se adecua a la regulación de ordenamiento territorial de la localidad, asimismo, se evaluará la infraestructura del negocio para verificar también que se encuentre en las óptimas condiciones para servir como tal.

Segundo paso: la siguiente institución a visitar es el Ministerio de Salud o sus dependencias, para gestionar una constancia de salubridad en el manejo de alimentos o el control en la producción. Esta autorización se tramita en la Unidad de Salud más cercana al establecimiento. La Unidad envía una delegación para inspeccionar la salubridad del establecimiento, el proceso de preparación de alimentos o el proceso integral de producción. Asimismo, se evalúa el almacenamiento y transporte de alimentos, edificio, suministro de agua, manejo de desechos sólidos y limpieza.

Tercer paso: de forma simultánea con el permiso de salubridad, se puede solicitar ante la Alcaldía local, una licencia de funcionamiento, autorización para instalación de rótulos en el establecimiento comercial o en otra ubicación y permiso para venta y consumo de bebidas alcohólicas. Las Alcaldías ofrecen otros tipos de servicios, tales como permiso de parqueo en arriates, perifoneo, eventos en zonas comunes, inscripciones de empresas o comerciantes individuales, entre otros.

Cuarto paso: El cuerpo de Bomberos de El Salvador se encargará de garantizar que el área de operación esta debidamente cubierta con las medidas anti incendios disponibles.

Es posible que se solicite intervención de otro tipo de autoridades, sin embargo, principalmente del Ministerio de Medio Ambiente, cuando sea necesario un tratamiento de aguas grises o fosas sépticas, para áreas donde se cuente con servicio de alcantarillado.

ASN Legal te brinda soluciones jurídicas para tu empresa o emprendimiento, puedes asesorarte con nosotros, para poner en marcha tus ideas de negocio. 

Abrir chat